Edficio residencial en la calle San Bernardo

Edficio residencial en la calle San Bernardo

Tal y como requiere el Plan General se plantea un edificio entre medianeras, que cierra el lienzo de fachada a la Calle de San Bernardo, para dar continuidad a la manzana y, al mismo tiempo, reajustar, en planta, las condiciones de ocupación de la parcela. Concretamente, el edificio propuesto realiza la transición entre un edificio de siete alturas (San Bernardo 120) y uno de siete alturas más dos plantas de ático (San Bernardo 116). Como consecuencia de ajustarse al fondo edificable máximo, una vez efectuada la demolición, el nuevo edificio liberará 440,77 m² para el patio de manzana.Tal y como requiere el Plan General se plantea un edificio entre medianeras, que cierra el lienzo de fachada a la Calle de San Bernardo, para dar continuidad a la manzana y, al mismo tiempo, reajustar, en planta, las condiciones de ocupación de la parcela. Concretamente, el edificio propuesto realiza la transición entre un edificio de siete alturas (San Bernardo 120) y uno de siete alturas más dos plantas de ático (San Bernardo 116). Como consecuencia de ajustarse al fondo edificable máximo, una vez efectuada la demolición, el nuevo edificio liberará 440,77 m² para el patio de manzana.
La nueva edificación albergará un total de treinta y seis viviendas abiertas a la Calle de San Bernardo o al patio de manzana, siendo diversa la tipología y el programa de las mismas. Para evitar que esta situación de diversidad se traduzca literalmente en la materialización del alzado, se busca una fachada neutra, que no manifieste al exterior la estructura interior del edificio. En este sentido, se emplea el mirador como elemento referente de la fachada. Éste se dispone de forma agrupada e intenta enfatizar la horizontalidad que preside la composición de la manzana. Los miradores, que tienen una planta triangular, permiten regularizar, desde el interior, la percepción de cada una de las habitaciones, contrarrestando la forma trapezoidal de las mismas, forma generada por la propia geometría de la parcela. Como elemento de remate que favorece la inserción del edificio en la manzana se dispone un elemento decorativo, a modo de pérgola, en la planta ático. La fachada que será transventilada se revestirá en piedra caliza de color claro, del tipo Moca. La carpintería será en aluminio lacado en color oscuro.
En relación a la organización del edificio propuesto, buscando una solución más eficaz para el programa de viviendas, se plantea el proyecto con dos núcleos de escalera independientes, con acceso ambos  a través de un porche longitudinal, perpendicular a la Calle de San Bernardo. Para el garaje aparcamiento se dispone, además, un tercer núcleo que permite utilizar plazas de aparcamiento a personas no residentes en el edificio.
Bajo rasante se disponen dos plantas, que además del garaje aparcamiento, alojan una parte del local comercial, a nivel de sótano 1, los trasteros de las viviendas y los locales de instalaciones y de servicios comunes para el edificio.

Info

  • Proyecto : 2016
  • Estado: En proyecto
  • Localización : Madrid